Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

- La institucionalización de la discapacidad es solo la materialización indeseable del principal objetivo de una sociedad excluyente.

- Para los padres: Los logros de los hijos se construyen sobre las expectativas de los padres.

_________________________________________________Javier Martín Betanzos

sábado, 6 de abril de 2019

Sexualidad y parálisis cerebral en el cine: Margarita with a straw

Margarita with a straw es una película hindú cuya protagonista es una joven con parálisis cerebral. Para que el título no nos despiste y para los que hayan visto Mi pie izquierdo les doy una pista haciendo una analogía, esta última película se podría haber titulado Whisky con una pajita.
Kalki Koechlin haciendo de Laila Kapoor
Hemos tratado en alguna ocasión el tema de la sexualidad en la discapacidad en esta bitácora. Yo mismo he escrito una novela sobre la realidad de la parálisis cerebral, No creas lo que tus ojos te dicen (Ed. Letras de autor), en la que sexualidad tiene una gran relevancia y que les recomiendo si quieren tener una visión de la realidad de la parálisis cerebral. Sin embargo en esta película la sexualidad es el tema central, es el eje sobre el que gira toda la acción de la película. En español la traducción sería Margarita con una pajita y en México la han traducido como Margarita con popote (popote es como llaman en México a la pajita para sorber líquidos). Lo de la margarita con pajita, en la película, más que una  manera de tomar un cóctel es un momento, una filosofía, una liberación.
La protagonista, Laila, es una joven hindú con parálisis cerebral que estudia en la Universidad de Delhi y que tiene cierta facilidad con las letras y la música. La película empieza con la protagonista pasando por un momento de efervescencia sexual, busca amor y sexo. Todo ello dentro de una familia hindú muy tradicional.
Tiene su primera decepción amorosa con un compañero que también va en silla de ruedas. Este se cree utilizado por ella. Esto unido a las ansias de Laila de encontrar una vida plena le hace decir al muchacho: "Ser amiga de gente normal no te hará normal".
La protagonista (la actriz, Kalki Koechlin, tiene una actuación sobresaliente) luce una sonrisa cautivadora y la joven paquistaní gran belleza y, sobre todo, gran determinación.
Laila consigue una beca y se traslada a la Universidad de Nueva York donde tiene su primera experiencia heterosexual y donde conoce también a una activista ciega de origen pakistaní. Laila se siente más libre, aun así, ella quiere alcanzar mayores cotas de autonomía. Empeña un colgante familiar para comprarse un i-pad con comunicador o trata de cocinarse un huevo desperdiciando varios en el intento. Estas acciones de la protagonista nos hace sonreír en algunos momentos y, en otros, la película tiene cierta dureza, pero sin excederse.
La confesión de su bisexualidad no agrada nada a su madre, pero poco a poco la madurez de la protagonista hace que las tensiones se suavicen. Ya ha dejado atrás aquellos momentos de incomprensión, sus intentos fallidos de que dejen de infravalorarla, de no poder soportar que se fijen más en su silla que en sus aptitudes…
No quiero hacer spoiler, por lo que no voy a continuar con el relato. La escena final es un epílogo sutil y definitivo a la vez. La directora, creo, hace una gran película que es, al mismo tiempo, agradable y fácil de ver; pero muy sincera. No se engañen. No tiene ningún Oscar, pero ni falta que le hace.
La película la tienen en Netflix y buceando en Internet también se puede encontrar.
Ficha técnica:
País: India.
Año: 2014.
Duración: 1 h. 52 m.
Directora: Shonali Bose.
Principales intérpretes: Kalki Koechlin (Laila), Sayani Gupta (Khanum), Revathi (madre).
Premios: la película fue galardonada con el Premio a Mejor Película asiática NETPAC en el Festival Internacional de Cine de Toronto y a Mejor Actriz en el Festival Tallinn Black Nights Film de Estonia en 2014.
Enlaces:
Trailer oficial de la película.

_____________________________

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...