Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

- La institucionalización de la discapacidad es solo la materialización indeseable del principal objetivo de una sociedad excluyente.

________________________________________________________Javier Martín Betanzos

miércoles, 6 de enero de 2010

¿Se han olvidado de la educación inclusiva, o no?

Esta bitácora se ha significado siempre por su incondicional apoyo y defensa de la educación inclusiva, creemos que es posible y, además, confiere un plus de calidad a cualquier sistema educativo que la haga efectiva con sinceridad y recursos, la prueba es que en las evaluaciones internacionales de calidad hay indicadores que se refieren a ella en las valoraciones de los sistemas educativos. Sin embargo, corren malos vientos en la actualidad, no ya para su implementación y potenciación, sino para que no se vuelva atrás en lo ya conquistado.
Que hace falta una activación o, mejor, reactivación de la educación inclusiva es evidente. Cuando era ministra del ramo la Sra. Cabrera hizo unas declaraciones en las que afirmaba que era necesaria esa reactivación de la que hablamos. Poco después fue sustituida por el actual ministro sin que se hablara más del asunto.
La educación, hoy día, se halla a merced del viento tecnócrata y neoliberal. Los que fijan los objetivos son los organismos económicos y no los profesionales, a los que nunca se les pregunta nada. Me explico: todos ustedes han oído hablar de PISA. ¿Se han parado a pensar que PISA es un instrumento de la OCDE  (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, es una organización de cooperación internacional, compuesta por 30 estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas)?. Este invento nos ha traído la programación y evaluación por competencias. En los documentos de referencia “El programa PISA de la OCDE. Qué es y para qué sirve” y “La definición y selección de competencias clave. Resumen ejecutivo” no aparecen ni una sola vez palabras como educación inclusiva, atención a la diversidad, necesidades educativas especiales o algo que se le parezca; evidentemente al poder económico esto le importa poco o nada.
Para que todo quede más claro, en el diario El País el pasado 27 de diciembre se habla de un futuro pacto en la educación, este pacto, según parece, irá en torno a nueve puntos que recojo a continuación:
- Cultura del esfuerzo. Propiciarla, así como la "exigencia" y "una política de calidad sostenida en el conocimiento, las competencias y los valores".
- Impulso de las becas. Reconocer los logros de la universalización de la educación y garantizar "una política de becas que garantice la igualdad de oportunidades".
- Flexibilidad. Hacer el sistema "mucho más flexible y más integral, que relacione las etapas educativas".
"Una enseñanza más individualizada".
- Fracaso y abandono. Luchar contra estos dos problemas. Incidir en las causas y propuestas y hacer innovaciones en medidas educativas y sociales.
- Escolarización temprana. "Armonizar el sentido y las condiciones de la etapa de tres a seis años" para luchar contra el fracaso.
- FP integral. Lograr "cualificaciones más específicas y vinculadas a las demandas sociales" y que los centros estén vinculados al desarrollo de los territorios.
- Modernización. Promover el aprendizaje a través de las nuevas tecnologías y potenciar el de idiomas.
- Universidad internacional. Promover la agregación y la excelencia y "definir un modelo de financiación" para ella.
- Profesorado. "Apoyar la figura del profesor, su formación permanente, dotarle de recursos y promover la carrera docente".
¿Han visto algo relacionado con la educación inclusiva? Simplemente se han olvidado o, lo que es peor, han considerado que no tenía la entidad suficiente como para incluirla en dicho pacto.
Es  más en algunas comunidades autónomas se están tomando iniciativas como el “Borrador do decreto de atención á diversidade” que de momento está en un cajón.
Pues así están las cosas. Creo que los profesionales que nos dedicamos a esto deberíamos hacer algo en su favor, un manifiesto o cualquiera otra acción tendente a reactivar la verdadera y sincera (no hipócrita) inclusión. Hay una iniciativa en este sentido, aunque en el sector de las familias de los niños que tienen la perentoria necesidad de que la educación sea una educación para todos, sin exclusiones: Inclusión en el Pacto Educativo de Estado

_____________________________

3 comentarios:

Autismo de la A a la Z dijo...

Muchísimas gracias por tu apoyo.
Esther

Cristina dijo...

Hola,soy la madre de Natalia,una de las niñas "olvidadas" en ese pacto.Te doy las gracias por darnos la mano y luchar con nosotros,por apoyar esta lucha que és nuestra,de nuestros hijos y de LA SOCIEDAD ENTERA...mil gracias.

Javier Martín Betanzos dijo...

Gracias a vosotras, Esther y Cristina. Los que nos dedicamos a atender las necesidades educativas de los alumnos, creo, tenemos la obligación de demandar que esta atención se realice en las mejores condiciones posibles. Además, ellos tienen todo el derecho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...