Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

- La institucionalización de la discapacidad es solo la materialización indeseable del principal objetivo de una sociedad excluyente.

________________________________________________________Javier Martín Betanzos

sábado, 7 de mayo de 2011

El reino de los mil escalones o Déjame probar de una vez

Portada y contraportada del libro
Este cuento no empieza como todos los cuentos. No usa “érase una vez”, sino “déjame probar de una vez”. Esa era la frase más repetida por Agustina, porque no le permitían hacer nada por sí misma, cosa que le cabreaba.
. . . . . Y fueron felices… Y comieron con masticador, perdices o lo que fuera, siempre y cuando supieran buenas. Quiero decir, bien cocinadas.
Así empieza y acaba “El reino de los mil escalones” donde se cambia el “érase una vez” por “déjame probar de una vez” de la protagonista que se enfrenta a un gigante, alegoría de la incomprensión de la sociedad sobre la discapacidad. La protagonista, Agustina, tiene parálisis cerebral;  pero va saltando las barreras mentales, las peores; también vence los retos comunicativos y físicos a los que se enfrenta día a día.
Manolo Ferrero y Laura Becares, autores del texto e ilustraciones, respectivamente, han conseguido esta metáfora de la vida de muchas de las personas con parálisis cerebral con una enorme sensibilidad y han sabido introducir en el cuento, ya desde el título tan apropiado, los errores de una sociedad que no sabe tratar a estas personas; unas veces con su desdén, y otras con esa actitud tan dañina del “Pobrecita, ya te ayudo yo”.
El argumento lo resume Manolo Ferrero: “Es la maravillosa aventura de Agustina y sus amigos, personas afectadas por Parálisis Cerebral, pero tan capaces y soñadoras como las que más. Érase una vez una mujer que tenía una gran misión. Muchos pensaban que no la cumpliría simplemente porque la veían ‘diferente’. Agustina demostrará que estaban equivocados en el reino de los mil escalones. . .”
El libro está editado por Lobo Sapiens y la distribuidora es Breogán, su ISBN: 978-84-92438-46-4. Es un proyecto solidario sobre la parálisis cerebral que sirve para concienciar socialmente sobre la discapacidad. “Nadie lleva beneficio, ni yo, ni la editorial, ni la ilustradora, ni la federación ASPACE. El objetivo de lo recaudado es reeditar y regalar libros en coles, bibliotecas y lugares donde concienciar. Un cuento que se pone al servicio de un mundo sin barreras”, afirma Manolo Ferrero. 
    Nuestra enhorabuena a los autores del cuento por su sensibilidad y por su acierto al llevar al papel toda la pedagogía que debemos usar con las personas con parálisis cerebral.
Nota: ASPACE es el acrónimo de la Confederación Española de Federaciones y Asociaciones de Atención a las Personas con Parálisis Cerebral y Afines. La que asumido el proyecto es la de Castilla y León.


ATENCIÓN:

Con posterioridad a esta entrada hemos realizado unas actividades multimedia (libros LIM) para trabajar la comprensión lectora y la educación en valores a través de este cuento.
   Enlace a las actividades
 
Hay un video de presentación del cuento.

_____________________________

2 comentarios:

SAMA VELILLA dijo...

Esta genial gracias. El Aspace es de Federación Aspace Castilla y León. Confederación es a nivel de todo el estado. Aunque desde allí han difundido el libro también. Gracias por difundir este cuento.

Javier Martín Betanzos dijo...

De nada. Ha sido un placer, un verdadero placer....y esta vez no es retórica, sino la pura verdad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...