Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

- La institucionalización de la discapacidad es solo la materialización indeseable del principal objetivo de una sociedad excluyente.

________________________________________________________Javier Martín Betanzos

sábado, 16 de noviembre de 2013

La atención a la diversidad o por qué no somos Finlandia



He tenido acceso a una noticia en La Voz de Galicia titulada Un colegio de educación especial sin fisioterapeuta, sin bedel y con pocos cuidadores aparecida el pasado día ocho. Me ha venido a la mente lo que pienso que debe ser la atención a los alumnos con parálisis cerebral apoyada en equipos multidisciplinares o, mejor, interdisciplinares y que he referenciado y justificado en mis dos libros: Parálisis cerebral y contexto escolar. Necesidades educativas: del diagnóstico a la intervención y Guía para la evaluación, orientación y atención a los alumnos discapacitados motóricos en centros ordinarios, además de varios artículos.
Aula del CEE María Mariño
Al ser variados en número y cualidad los trastornos que pueden acompañar a la persona con parálisis cerebral está plenamente justificada la pretensión de incorporar a los centros educativos fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales y tener asignado un médico rehabilitador que compatibilice horarios y comparta objetivos con los centros y garantice una atención más holística, ya que la parálisis cerebral afecta a la persona de una forma global. Dependiendo de las comunidades autónomas y de los ambientes educativos ya sean ordinarios o específicos, la situación se sustancia en realidades muy diferentes.
Comprendo que en un centro ordinario que tenga un alumno de estas características no se dé tal despliegue, pero ¿y en los centros ordinarios de escolarización preferente de alumnos discapacitados motóricos? Sobre todo en Educación Secundaria en la que los alumnos dejan de tener la edad pediátrica y muchos de estos servicios desaparecen. La situación no es acorde a lo que corresponde a un país del llamado primer mundo de forma tan pretenciosa. Se da el caso de profesores de Educación Física, Educación Plástica, Tecnología, . . . a los que les vendría muy bien la concurrencia de estos profesionales para desarrollar su labor y practicar, aunque sea mínimamente, la educación inclusiva. Dejamos de hablar de integración y ahora hablamos de inclusión; pero, con la excusa de la llamada crisis económica, la situación retrocede a la de hace bastantes años, mucho antes de cuando sólo se pretendía integrar.
Todo esto, la manera en que se hace realidad la educación en España, y sobre todo la atención a la diversidad, nos motiva a pensar que nunca estaremos a un nivel rayano con los finlandeses. En Finlandia –dónde el porcentaje de la educación pública es del 94%, en España sólo el 70% y cada día más privada de fondos y recursos humanos- no recortan y las instituciones públicas no funcionan por criterios de rentabilidad económica. ¿Estará aquí, junto con otros factores, el motivo del fracaso y el abandono escolar (España tiene una tasa del 30% y Finlandia sólo el 10%)?
Volviendo al artículo del periódico: El centro CEE María Mariño de A Coruña no tiene fisioterapeuta ni cuidadores suficientes, recordemos que es un centro de Educación Especial, y en esas condiciones es poco probable que el resto de profesionales del centro desempeñen sus funciones en las mejores condiciones; por no tener no tienen ni bedel. En este centro hay, según el periódico: cinco cuidadores para 46 niños, de los cuales 9 se mueven en silla de ruedas, 14 padecen escasa movilidad y 23 necesitan supervisión en todo momento. Además, 14 niños con cierto grado de discapacidad reúnen los requisitos previos para llevar a cabo un programa de control de esfínteres. Otros tantos necesitan ayuda para vestirse y asearse. En lo relativo al comedor, 8 alumnos tienen graves dificultades para tragar líquidos, ingerir y masticar, y 24 tienen dificultades tales como el rechazo general al menú o a determinados alimentos, el uso de los cubiertos o lentitud excesiva.
¿De verdad hay algún político que piense que la educación va a mejorar en estas circunstancias? Con la LOMCE empeorará sin duda y, mientras tanto, aún hay personas que se preguntan cuál es el motivo por el cual el sistema educativo no mejora.
A los posibles lectores de este artículo: No se dejen ustedes influenciar por la palabrería. Externalizar, racionalizar, ajustar sólo esconden una manera eufemística de empeorar el camino y poner palos en el engranaje del sistema educativo, sobre todo del sistema educativo público, el de todos.
Enlaces relacionados:

_____________________________

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ni lo somos, ni lo seremos, sobre todo con una ley como la LOMCE que ha tenido el dudoso honor de ser la ley educativa más contestada de la historia.
Oghaio.

Anónimo dijo...

Parece como si no les interesara que las cosas marchen bien. Es una demolición tras otra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...