Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

________________________________________________________Javier Martín Betanzos

domingo, 24 de noviembre de 2013

Científicos de la Universidad de Valladolid crean un casco inteligente que transforma los deseos en órdenes



Una usuaria utilizando el casco

Un equipo del que forma parte la Universidad de Valladolid, concretamente el Grupo de Ingeniería Biomédica (GIB), ha ensayado en León (Centro de Referencia Estatal de Discapacidad y Dependencia) un programa de entrenamiento cerebral para ancianos mediante la interfaz cerebro-ordenador.
El software de entrenamiento cognitivo para personas mayores, que funciona interpretando las señales enviadas, es uno de los primeros frutos de esta investigación seleccionada en 2011 en la primera convocatoria de Proyectos Cero en Envejecimiento de la Fundación General CSIC, que financia la Obra Social La Caixa.
La tecnología de interfaz cerebro-ordenador (BCI, en sus siglas en inglés), diseñada por Roberto Hornero, director del GIB, y su equipo, se basa en el registro y procesamiento de la actividad mental para que un ordenador u otro aparato electrónico realice una tarea.
Los ancianos no son los únicos que se beneficiarán de este proyecto. Se podrá extender a personas que, por ejemplo, haya tomado metanfetaminas, o personas que tienen párkinson, niños con parálisis cerebral. . .
Todo lo que podemos controlar mediante un mando a distancia lo podemos hacer con la interfaz entre cerebro y ordenador, dice Hornero. Esta tecnología, usada ya por Nintendo en sus videojuegos, puede utilizarse para controlar sillas de ruedas y hasta robots.
Leído en SINC (Servicio de Información y Noticias Científicas).
Enlaces relacionados:

_____________________________

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...