Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

- La institucionalización de la discapacidad es solo la materialización indeseable del principal objetivo de una sociedad excluyente.

- Para los padres: Los logros de los hijos se construyen sobre las expectativas de los padres.

_________________________________________________Javier Martín Betanzos

viernes, 29 de noviembre de 2019

Guía de buenas prácticas en proyectos de cooperación y discapacidad

Editado por la Confederación Plena inclusión España ha aparecido recientemente dentro de los Cuadernos de buenas prácticas la Guía de buenas prácticas en proyectos de cooperación y discapacidad de Luis Simarro Vázquez.
Captura de la cubierta de la guía
La crisis económica sobrevenida y el hecho, indiscutible, de que el 80% de las personas con discapacidad en el mundo viven en los países de ingresos bajos y medios (según la propia guía) hacen necesaria una actuación en este sentido para que se asegure a estas personas en situación de vulnerabilidad unos proyectos y acciones que transformen esa situación. Para ello se debe garantizar la realización de proyectos de cooperación al desarrollo para el beneficio para este colectivo de personas desfavorecidas y vulnerables: las personas con discapacidad. A esta condición se unen otras como la pobreza, el género o la edad, la exclusión, la opresión y la negación de derechos.
En esta guía se trata de explicitar la mejor manera de que la cooperación al desarrollo consiga dentro del colectivo de personas con discapacidad hacer visible las barreras invisibles con las que chocan la inclusión y los derechos de las personas con discapacidad intelectual y salud mental, que pueden ser más complejas y más determinantes que, por ejemplo, las barreras físicas o arquitectónicas. Es una relación compleja la que se establece entre la cooperación al desarrollo y la discapacidad.
La guía trata los siguientes apartados:
-      Introducción.
-      La discapacidad en el mundo.
-      La situación actual de las personas con discapacidad en el mundo.
-      Educación.
-      Salud.
-      Empleo.
-      Tecnologías de apoyo.
-      Modelos económicos.
-      Escasa presencia de las personas con discapacidad en los planes de cooperación.
-      Escasa participación de los gobiernos locales.
-      Falta de continuidad.
-      Etnocentrismo.
-      Diseño mejorable de proyectos.
-      Necesidades no siempre expresadas por los beneficiarios.
-      Reducción de recursos.
-      Escaso y poco efectivo desarrollo de capacidades locales.
-      Dificultades de financiación.
-      Tejido asociativo poco desarrollado.
-      Enfoque de derechos.
-      Inclusión de la discapacidad en todos los proyectos.
-      Promocionar la formación e incidencia pública.
-      Fomento del asociacionismo
-      Diseñar proyectos estables Incluir formación teórica, práctica, entrenamiento y acompañamiento.
-      Fomento del trabajo en red.
-      Conocimiento del terreno y la realidad local.
-      Proyectos en consenso y desde la interdisciplinariedad.
-      Permitir liderar al personal local.
-      Apoyo al desarrollo de líneas de autofinanciación.
-      Priorización de proyectos sin ánimo de lucro.
-      Especificar atención a zonas rurales y personas empobrecidas.
-      Atención a los grupos más invisibilizados.
-      Atención en desastres naturales.
-      Atención en zonas de conflicto.
-      Rehabilitación basada en la comunidad.
-      Conclusión.

_____________________________

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...