Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

- La institucionalización de la discapacidad es solo la materialización indeseable del principal objetivo de una sociedad excluyente.

________________________________________________________Javier Martín Betanzos

viernes, 9 de junio de 2017

Rampas: entre el chascarrillo y la vergüenza ajena

Selección de rampas mal construidas encontradas en Google
Las fotografías sobre rampas que podemos ver, por desgracia, no son montajes, sino fruto del ingenio humano. Las puedes encontrar muy variadas: las que no van a ningún sitio, las que terminan en un cierre, las que tienen un poste en el medio, las que hacen ángulo recto e, incluso, agudo, las que tienen una pendiente que los ciclistas preferirían la del Tourmalet, etc.
Las exigencias en cuestiones de seguridad  y accesibilidad están recogidas en el Código Técnico de la Edificación (CTE). Es el marco normativo que establece las exigencias básicas que deben cumplir los edificios en con los requisitos mínimos exigibles de seguridad y habitabilidad y que establece la Ley (38/1999 de 5 de noviembre, de Ordenación de Ordenación de la Edificación).
Respecto a las rampas resumimos.
Toda pendiente que exceda del 4% se considera rampa. Las especificaciones exigibles son las siguientes:
Pendiente.-
-Las rampas tendrán una pendiente del 12%, como máximo, excepto las que pertenezcan a itinerarios accesibles, que será del 10% cuando la longitud sea menor de 3 metros, del 8% cuando sea menor de 6 y del 6% en el resto de los casos.
-La pendiente transversal de las rampas que pertenezcan a itinerarios accesibles será del 2%, como máximo.
Tramos.-
-Los tramos tendrán una longitud de 15 m. como máximo, excepto si la rampa pertenece a itinerarios accesibles, en cuyo caso la longitud del tramo será de 9 m., como máximo.
-La anchura mínima útil se medirá entre paredes o barreras de protección, sin descontar el espacio ocupado por los pasamanos, siempre que estos no sobresalgan más de 12 cm. de la pared o barrera de protección y estará libre de obstáculos en toda su anchura.
-Si la rampa pertenece a un itinerario accesible los tramos serán rectos o con un radio de curvatura de al menos 30 metros y de una anchura de 1,20, como mínimo.
- Los tramos tendrán de una superficie horizontal al principio y al final del tramo con una longitud de 1,20 m. en la dirección de la rampa, como mínimo.
Mesetas.-
-Las mesetas dispuestas entre los tramos de una rampa con la misma dirección tendrán al menos la anchura de la rampa y una longitud de 1,50 m., como mínimo.
-Cuando exista un cambio de dirección entre dos tramos, la anchura de la rampa no se reducirá a lo largo de la meseta. La zona delimitada por la anchura estará libre de obstáculos y sobre ella no barrerá el giro de apertura de ninguna puerta, excepto las de zonas de ocupación nula.
-No habrá pasillos de anchura inferior a 1,20 m. ni puertas situados a menos de 40 cm. de distancia del arranque de un tramo. Si la rampa pertenece a un itinerario accesible, dicha distancia será de 1,50 m., como mínimo.
Pasamanos.-
-Las rampas que salven una diferencia de altura de más de 550 mm. y su pen en ambos lados diente sea mayor o igual que el 6%, dispondrán de un pasamanos continuo al menos en un lado.
-Las rampas que pertenezcan a un itinerario accesible, cuya pendiente sea mayor o igual que el 6% y salven una diferencia de altura de más de 18,5 cm., dispondrán de pasamanos continuo en todo su recorrido, incluidas las mesetas.
-Los bordes libres contarán con un zócalo u otro elemento de protección lateral de 10 cm. de altura, como mínimo. Cuando la longitud del tramo sea superior a 3 m. el pasamanos se prolongará horizontalmente al menos 30 cm. en los extremos, a ambos lados.
-El pasamanos estará a una altura comprendida entre 90 y 110 cm. Las rampas situadas en escuelas infantiles y en centros de enseñanza de educación primaria y los itinerarios accesibles, dispondrán de otro pasamanos a una altura comprendida entre 65 y 75 cm.
-El pasamanos será firme y fácil de asir, estará separado del paramento al menos 4 cm y su sistema de sujeción no interferirá el paso continuo de la mano.

_____________________________

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...