Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

________________________________________________________Javier Martín Betanzos

viernes, 7 de septiembre de 2012

Evacuación de personas discapacitadas en centros educativos

Un coche ocupando totalmente la acera y una silla de conductor de autobús "adaptada"

Puede parecer raro que en los países del primer mundo, a estas alturas, los centros educativos no sean accesibles en su totalidad ni existan planes de evacuación adaptados. Respecto de la primera cuestión ya nos ocupamos en esta bitácora (hay un enlace al final de la entrada) y respecto de la segunda lo vamos a hacer ahora, siempre desde la óptica de alguien que se preocupa por este tema y no de un especialista, ya que no es el caso.
Las normas de evacuación de los edificios están recogidas en el Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo, por el que se aprueba el Código Técnico de la Edificación. Las exigencias están desarrolladas en unos documentos básicos, vamos a basarnos  en el SI (Seguridad en incendio) y en el SUA (Seguridad de utilización y accesibilidad). En realidad, sólo se recoge la evacuación de personas con discapacidad en caso de incendio.
A.- Evacuación de personas con discapacidad en caso de incendio (según documento SI). -
1.- En los edificios de uso Residencial Vivienda con altura de evacuación superior a 28m, de uso Residencial Público, Administrativo o Docente con altura de evacuación superior a 14m, de uso comercial o Pública Concurrencia con altura de evacuación superior a 10m o en plantas de uso Aparcamiento cuya superficie exceda de 1.500m2, toda planta que no sea zona de ocupación nula y que no disponga de alguna salida del edificio accesible dispondrá de posibilidad de paso a un sector de incendio alternativo mediante una salida de planta accesible o bien de una zona de refugio apta para el número de plazas que se indica a continuación:
- una para usuario de silla de ruedas por cada 100 ocupantes o fracción, conforme a SI3-2.
- excepto en uso Residencial Vivienda, una para persona con otro tipo de movilidad reducida por cada 33 ocupantes o fracción, conforme a SI3-2.
2.- Toda planta que disponga de zonas de refugio o de una salida de planta accesible de paso a un sector alternativo contará con algún itinerario accesible entre todo origen de evacuación situado en una zona accesible y aquéllas.
3.- Toda planta de salida del edificio dispondrá de algún itinerario accesible desde todo origen de evacuación situado en una zona accesible hasta alguna salida del edificio accesible.
4.- En plantas de salida del edificio podrán habilitarse salidas de emergencia accesibles para personas con discapacidad diferentes de los accesos principales del edificio.
B.- Documento Básico SUA Seguridad de utilización y accesibilidad
Seguridad frente al riesgo de caídas
Rampas
Los itinerarios cuya pendiente exceda del 4% se consideran rampa y cumplirán lo que se establece en los apartados que figuran a continuación, excepto los de uso restringido y los de circulación de vehículos en aparcamientos que también estén previstas para la circulación de personas. Estás últimas deben satisfacer la pendiente máxima que se establece para ellas en el apartado 4.3.1.
Pendiente
Las rampas tendrán una pendiente del 12%, como máximo, excepto:
a) las que pertenezcan a itinerarios accesibles, cuya pendiente será, como máximo, del 10% cuando su longitud sea menor que 3m, del 8% cuando la longitud sea menor que 6m y del 6% en el resto de los casos. Si la rampa es curva, la pendiente longitudinal máxima se medirá en el lado más desfavorable.
b) las de circulación de vehículos en aparcamientos que también estén previstas para la circulación de personas, y no pertenezcan a un itinerario accesible, cuya pendiente será, como máximo, del 16%.
La pendiente transversal de las rampas que pertenezcan a itinerarios accesibles será del 2%, como máximo.
Seguridad frente al riesgo de aprisionamiento en recintos
Aprisionamiento
Cuando las puertas de un recinto tengan dispositivo para su bloqueo desde el interior y las personas puedan quedar accidentalmente atrapadas dentro del mismo, existirá algún sistema de desbloqueo de las puertas desde el exterior del recinto. Excepto en el caso de los baños o los aseos de viviendas, dichos recintos tendrán iluminación controlada desde su interior.
Silla de evacuación
En zonas de uso público, los aseos accesibles y cabinas de vestuarios accesibles dispondrán de un dispositivo en el interior fácilmente accesible, mediante el cual se transmita una llamada de asistencia perceptible desde un punto de control y que permita al usuario verificar que su llamada ha sido recibida, o perceptible desde un paso frecuente de personas.
Características constructivas
Todo recorrido para peatones previsto por una rampa para vehículos, excepto cuando únicamente esté previsto para caso de emergencia, tendrá una anchura de 80cm, como mínimo, y estará protegido mediante una barrera de protección de 80cm de altura, como mínimo, o mediante pavimento a un nivel más elevado, en cuyo caso el desnivel cumplirá lo especificado en el apartado 3.1 de la Sección SUA.
Seguridad frente al riesgo causado por vehículos en movimiento
Accesibilidad entre plantas del edificio
Los edificios de uso Residencial Vivienda en los que haya que salvar más de dos plantas desde alguna entrada principal accesible al edificio hasta alguna vivienda o zona comunitaria, o con más de 12 viviendas en plantas sin entrada principal accesible al edificio, dispondrán de ascensor accesible o rampa accesible (conforme al apartado 4 del SUA 1) que comunique las plantas que no sean de ocupación nula (ver definición en el anejo SI A del DB SI) con las de entrada accesible al edificio. En el resto de los casos, el proyecto debe prever, al menos dimensional y estructuralmente, la instalación de un ascensor accesible que comunique dichas plantas.
Las plantas con viviendas accesibles para usuarios de silla de ruedas dispondrán de ascensor accesible o de rampa accesible que las comunique con las plantas con entrada accesible al edificio y con las que tengan elementos asociados a dichas viviendas o zonas comunitarias, tales como trasteros o plazas de aparcamiento de la vivienda accesible, sala de comunidad, tendedero, etc.”
Hasta aquí lo extraído de los citados documentos. Ahora bien, y siempre desde la perspectiva de alguien que no es técnico, habría que hacerse algunas preguntas:
- ¿No habría que hacer la normativa más específica? ¿Sólo habría que evacuar a las personas discapacitadas en caso de incendio? ¿En el caso que nos ocupa no habría que pormenorizar más (caso de centros educativos y más si escolarizan a personas discapacitadas)?
Consideraciones en torno a estas preguntas: obligatoriedad de itinerarios totalmente accesibles, señalización que pueda ser percibida por todo tipo de personas discapacitadas, sillas de evacuación disponibles, ascensores que desciendan en caso de avería o se quede sin energía, grupos electrógenos, toboganes y colchones de evacuación, etc.
- Creo que los planes de evacuación, en el caso de los centros educativos públicos, deberían ser diseñados por técnicos bajo mandato de las administraciones correspondientes. Éstas deberían hacerse cargo de los gastos originados por los cambios, adaptaciones o nuevas adquisiciones que hubiera que hacer para que la evacuación de los edificios se pudiera hacer con todas las garantías para todas las personas.
Enlaces:
   Acceso a un documento publicado en esta bitácora sobre centros y aulas accesibles

_____________________________

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...