Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

________________________________________________________Javier Martín Betanzos

viernes, 6 de noviembre de 2009

El Consejo Escolar de un colegio canario denuncia a la Consejería por desamparo

ilustración donde el símbolo convencional del discapacitado está situado entre los signos de interrogación sobre las piezas de un puzzle

El Consejo Escolar del colegio Batería de San Juan de Las Palmas de Gran Canaria denuncia a Educación ante la Fiscalía de Menores por dejar a 14 alumnos en desamparo con necesidad de apoyo educativo. La Consejería ha reducido la jornada de trabajo a la pedagoga terapéutica y los niños son los perjudicados. Otros centros viven la misma realidad, según informa La Provincia. El Consejo Escolar del centro entiende que estos alumnos quedan en desamparo al reducirse el horario de la profesora de Pedagogía Terapéutica.
“El Batería de San Juan ha puesto al descubierto que la realidad de los centros y la normativa legal no van siempre de la mano. Sobre todo cuando se trata de niños que necesitan apoyo educativo específico por sus discapacidades (motórica, sensorial psíquica), un trastorno grave de conducta (ansiedad, alteraciones), de desarrollo (autistas, asperger) o un desfase curricular” podemos leer en la página web del periódico.
Desde luego soplan malos vientos para la educación inclusiva y, por supuesto, esto no sólo sucede en Canarias. Estoy convencido de que la educación inclusiva necesita una reactivación, en el caso contrario, muchos de los hitos o pequeñas conquistas se irán al traste. No se trata de ser agorero, en bastantes lugares del Estado suceden cosas parecidas.

_____________________________

1 comentario:

oghaio dijo...

Si, señor. Con un par...!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...