Intención

Esta bitácora está dedicada a los alumnos con necesidades educativas especiales, sobre todo a los alumnos con discapacidad motora (parálisis cerebral, espina bífida, distrofia muscular,....); en términos de hoy, a los alumnos con diversidad funcional. También proporciona recursos para la intervención en alumnos discapacitados motóricos (principalmente con parálisis cerebral) y opiniones o noticias sobre temas educativos. Es decir: nos preocupa y nos ocupa la educación inclusiva.

Decía Carl Rogers, padre de la psicología existencial humanista, refiriéndose a la empatía, que ésta es como ponerse los zapatos del otro y hacer un buen trecho del camino. Esta bitácora pretende, también, ponerse esos zapatos.

Por otra parte, tenemos el convencimiento de que:

- La accesibilidad e inclusividad del contexto aumenta o disminuye la diferencia entre capacidad y rendimiento y hace que la persona sea más o menos discapacitada. Diseñemos contextos inclusivos.

- Una persona es más o menos competente dependiendo de cómo esté configurado su escenario vital y sus diferentes contextos. La discapacidad está en los contextos, no en las personas.

- Lo peor de una discapacidad no son los inconvenientes físicos que produce, sino la posible ausencia de bienestar psicológico y estar próximo a la exclusión social o ya inmerso en ella.

- Ningún sistema educativo se puede considerar de calidad si no tiene una respuesta para atender a la diversidad.

- El mundo está diseñado por personas sin discapacidad para personas sin discapacidad, por eso podemos afirmar que la discapacidad se construye socialmente. No contribuyamos a esto y hagamos una sociedad inclusiva.

- La institucionalización de la discapacidad es solo la materialización indeseable del principal objetivo de una sociedad excluyente.

________________________________________________________Javier Martín Betanzos

martes, 30 de septiembre de 2008

Los docentes sí cuentan, pero poco


Los docentes sí cuentan, pero poco. Tengo que confesar que no sabía que existía este día, conmemoración, celebración que patrocina la IE (Internacional de la Educación) o como se le quiera llamar. Pienso, que por un lado está bien: se acuerdan de los docentes; y por otro, creo, que sólo está regular.

Esta es la quinta vez que se celebra este día y, yo, que soy maestro –me gusta esta palabra más que docente- es la primera vez que tengo noticias de este evento. Será culpa mía o es que ya empezamos mal. Un día a favor (¿?) de los docentes y los propios implicados ni se enteran.

Me temo que la celebración de estos días (Día de la mujer trabajadora, Día del árbol, Día de la paz, Día de nosequé …….) no tenga mucha utilidad. Será que estos días no sirven para nada, porque los otros 364 días no nos acordamos de lo que se celebraba ese día.

Si queremos que, de verdad, tenga un significado estos días, dotémosle de contenido: pensemos en los docentes y en las escuelas del tercer mundo, impliquemos a la sociedad entera en la educación, démosle prestigio social a la labor del docente, etc., etc.

_____________________________

1 comentario:

Javier Martín Betanzos dijo...

He cometido un lapsus. No es la quinta vez que se celebra este día. Es aún peor: se celebra desde 1993 (la UNESCO inauguró el 5 de octubre como Día Mundial de los Docentes en ese año. Pido disculpas.
Javier

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...